martes, 29 de enero de 2013

Haz tu sueño realidad

Que sea el corazón el que tenga la última palabra.

Después de saltar en paracaídas, una experiencia que me hizo vibrar el corazón, corrí, brinqué, abrazé, me sentí plena, feliz, y a menos que fuera vidente no podría ser de otra forma, porque de lo contrario, seguramente hubiera pospuesto el momento hasta la eternidad, si yo pudiera adivinar el futuro, este día no habría llegado.

Hay felicidades efímeras y hay felicidades no consientes, pensaría que despues de tanto toparse con pared una se acostumbra, pero nada mas alejado a la realidad, el corazón te recuerda que esta vivo y que vibra en cada latido de felicidad y de dolor.

Sigo soñando y sigo creyendo en mi sueño, mientras tenga vida seguiré de necia, sentir es una bendición.

1 comentario:

Vane dijo...

En paracaídas???!!!! qué valienteeee!! No sabía que habías actualizado tanto tu blog! siempre entro al mío rápidamente para escribir la entrada correspondiente y no me da tiempo a más :-(
Creo que me perdí muchas cosas por aquí....